Rol On the Line

[Reseña] Clásicos de la Marca: Una nueva vieja forma de jugar

Aventuras en la Marca del Este, posiblemente el retroclon patrio más famoso, lleva desde aquella lejana y algo tortuosa primera edición que salió a la venta en Dracotienda en 2010 un buen ritmo de publicaciones con otras 3 cajas de distintos colores y contenidos, una pantalla, varias reimpresiones de la caja roja inicial, varias campañas escritas por distintos autores e incluso varias ediciones extranjeras. Con un sabor clásico reflejado en sus reglas y textos lo único que faltaba a este juego era una línea clásica de aventuras que recuperasen el espíritu de los módulos de las primeras ediciones de Dungeons & Dragons. Diseñadas para ser completadas en una o dos sesiones de juego hablamos de unas aventuras sencillas de jugar, sin tramas complejas ni enrevesadas pero siendo, eso si, letales y muy divertidas. Sin elementos extraños ni nada particularmente innovador, habiendo sido escritas según palabras de Pedro Gil para “atraer a todos los nostálgicos y, por qué no, a otros muchos recién llegados que no pudieron conocer este estilo tan simple y directo de jugar a D&D”. Personalmente creo que lo consigue, pero es tarea de ustedes formarse su propia opinión al respecto.

© Aventuras en la Marca del Este

© Aventuras en la Marca del Este

En el momento en el que escribo estás líneas han salido al mercado los dos primeros números, La Cripta Nefanda de Uztum el Maldito y La Isla Misteriosa, codificadas como B1 y B2 respectivamente, son obra de Pedro Gil quien ha declarado estar a cargo de la escritura de tres de los módulos de la línea, pasando después a ocupar una labor más secundaria como revisor de estilo y espíritu en la línea. Después de él otros autores se encargaran de escribir los siguientes números siendo el B3, El Orbe de Amonhotep, obra de Carlos Piedra Tutor mientras que Luis Tadevs será el responsable del primer módulo del torneo oficial del juego con el nombre de Los Salones Anegados de Leviatán, siendo su código C1. El módulo B1, pensado para personajes en sus tres niveles iniciales, es un clásico módulo de mazmorreo con algo de exploración y bastante humor negro, con trampas y combates letales, algún que otro tesoro mágico o maldito, y poderosos enemigos. Enlazado con este, en el módulo se incluyen instrucciones para convertirlo en una continuación, el B2 se aleja de la linealidad de su hermano mayor para apostar por la exploración y teniendo el sandbox por bandera, siendo escrita para personajes de nivel 4 a 6. Y no lo tendrán fácil, puesto que esta aventura llena de ruinas, templos y selvas que rinde homenaje a la obra de Julio Verne no es menos letal que su antecesora. Salvajes, dinosaurios, peces prehistóricos, piratas, tiburones gigantes y bestias míticas rondarán a su alrededor y se cobrarán la vida de aquellos que no se anden con cuidado. La Isla de Bonjo Tombo está tan llena de peligros como de tesoros.

Otro elemento de interés de esta línea es que aunque está escrita y pensada para ser jugada con el manual de Aventuras en la Marca del Este se incluyen al final de cada libreto las estadísticas para D&D 3.5/OGL y la Quinta Edición de D&D de los PNJ’s y monstruos que en ellos aparecen.

© Aventuras en la Marca del Este

© Aventuras en la Marca del Este

El arte de los dos primeros módulos corre a cargo de un par de ilustradores,Stefan Poag ( uno de los más eminentes artistas de Dungeon Crawl Classic ) y el guipuzcoano Jagoba Lekuona (quien se ha encargado de ilustrar la pantalla del juego de rol Walküre), cada uno con un estilo particular que proporciona una personalidad muy determinada a los módulos de los que se han encargado en exclusiva, B1 y B2 respectivamente. El trazo de Stefan Poag es expresivo y bebe de lo que se ha venido a denominar el estilo retro OSR, con personajes poco atractivos y un extraño dinamismo en su estilo gráfico que lo aleja muchísimo del de otros ilustradores de fantasía más modernos. El arte de Jagoba Lekuona es más difícil de catalogar, siendo muy dinámico y oscuro, con reminiscencias a cómic y que recuerda al neoyorquino Guy Davis, quien trabajase para White Wolf en el pasado. Los mapas de ambos módulos corren a cuenta de Manolo Casado de Epic Maps, quien ha logrado unos resultados francamente remarcables. En definitiva, podemos decir que los artistas realizan una buena labor, ilustrando las situaciones que puedan tener a lo largo de la sesión, con algunas piezas realmente espectaculares y otras que sencillamente cumplen. Quizás el que pueda ser de menos agradado para el lector, especialmente si no se casa con el retroestilo OSR, sea el de Stefan Poag.

El precio de las dos primeras entregas de Clásicos de la Marca es de 5 euros por libreto, teniendo cada uno 32 páginas, estando el PDF de La Cripta Nefanda de Uztum el Maldito disponible en PDF de forma gratuita. A medida que la línea avance los autores planean liberar el PDF del último módulo aparecido en el Codex de la Marca del Este, su plataforma online de contenidos.

© Aventuras en la Marca del Este

© Aventuras en la Marca del Este

Autor: Pablo “Crom” Ganter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 abril, 2015 por en #1, Reseñas y etiquetada con , , , , , , .

R.O.L por Secciones

A %d blogueros les gusta esto: