Rol On the Line

[Opinión] Esos libros que no conocen juego

En el mercado existen juegos muy especializados, cuyos textos de ayuda y ambiente están muy centrados en ambientes y mundos tan propios y únicos que luego no hay forma de reciclar para otros juegos. No es algo malo ni mucho menos pero existe. Luego tenemos suplementos que son todo lo contrario, que te valen para un roto y descosido (dentro de unos límites, claro) y que sorprenden por la vida útil que tienen.

Pienso en juegos como SLANG de Nosolorol, un juego de ambiente noir ambientado en Los Ángeles de principios del siglo XXI. Este destacaba por una cuidada ambientación en la que se trataba con todo lujo de detalles todos los aspectos de esta violenta megalopolis: bandas, policías, drogas, grupos políticos, leyes, cárceles, códigos, etc…Un auténtico lujazo lleno de potencial que se veía lastrada por un sistema de difícil comprensión y no del todo ágil, pero al que le he dado un uso tremendo ¿la razón? Como ya dije en un texto anterior mi ambientación favorita de Vampiro: la Mascarada han sido los Estados Unidos y dentro de esa ambientación la ciudad de Los Ángeles es una de las más importantes. Su peso dentro de la lucha de los Anarquistas (vampiros que luchan para derribar las arcaicas instituciones de los Antiguos) y en la historia de la Estirpe de los Estados Unidos, su papel en las conspiraciones del Sabbat y la Camarilla es tremendo dentro de la trama del universo de juego. Y existe, como no podía ser de otra manera, un suplemento de Los Ángeles Nocturno que en su día me decepcionó muchísimo.

¿La razón? Trataba mucho y en profundidad la peculiar situación de los vástagos de L.A, las bandas, los dominios y sus luchas de poder…pero poco la propia ciudad, icónica en el mundo del celuloide y grabada a fuego en mi mente tras pasarme parte de los 90’s y principios de milenio viendo películas ambientadas en sus playas, canales, paseos, megacarreteras. Películas como Terminator 2, Training Day, El Gran Lebowski, Collateral, Jackie Brown , Un superdetective en Hollywood, Speed o Swingers, y basurillas infectas como Revenant proporcionaban escenarios maravillosos para contar oscuras historias de la Estirpe. Con SLANG pude solventar ese escollo, si bien el juego era más cercano a nuestro momento actual que esa filmografía icónica que había penetrado en mi cerebro.

Imagen de libre licencia

El juego de rol del Capitán Alatriste es otro excelente ejemplo de estos libros que no conocen juego. Sencillamente es una estupenda aproximación lúdica a uno de los periodos más conocidos, gloriosos y contradictorios de la historia de España, poniendo especial atención en el Madrid de los Austrias (donde te podías tomar un relaxing cup uf cafe con toledana en los higadillos). Un entorno sucio, violento, que huele a orines y donde se entrechocan aceros entre misa y misa, visita al burdel de su majestad y sífilis en las calles embarradas. Un master puede emplear ese manual para ambientar sus partidas en ese momento, partidas de Vampiro o de Cthulhu, o basarse en él para transmitir y crear partidas en otros mundos ficticios en los que haga falta algo de suciedad. Agua va, ya saben ustedes.

Estos libros, estos suplementos, son auténticas joyas, maravillas a las que un Master necesitado de inspiración o con ganas de jugar en ambientes especiales con potencial le vienen de perlas. En este artículo solo hemos hablado de dos pero podríamos expandirlo con otros juegos como Comandos de Guerra (para ambientar la guerra civil de la Camada de Fenris durante la Segunda Guerra Mundial), Arcana Mundi (la Roma imperial en sus últimos momentos de gloria ¿quien puede resistirse?) o La Piel de Toro…por si se quiere jugar en casa pero aún no.

¿Cuales conocen ustedes?

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 20 julio, 2015 por en #8, Opinión y etiquetada con , , , , , .

R.O.L por Secciones

A %d blogueros les gusta esto: