Rol On the Line

[Reseña] Kreuzfeuer/ Fuego Cruzado

Desde que Walküre apareció el año pasado los autores no han cejado en su objetivo de publicar material que expanda su juego. Hace unos meses se publicó Mondblindheit, donde se desgrana la Luna como campo de batalla político y militar en el futuro cercano de la ambientación así como el largo camino de la colonización lunar, y una pantalla del Director de Juego obra de Jagoba Lekuona. Kreuzfeurer es una nueva publicación dedicada a la Guerra Fría, un periodo que en la ambientación de Walküre arrancaría al final de la Segunda Guerra Mundial y acabaría en 1999 con la firma de la Constitución de la Unión Europea. Kreuzfeurer recorre los más de 50 años que hay entre los dos eventos arriba mencionados, pero pone su atención en los años 50-60, el periodo más caliente de dicho enfrentamiento soterrado a tres bandas entre la Unión Soviética y sus aliados, los Aliados y el Eje. Con todo la información proporcionada junto al material incluido en el manual básico de Walküre son suficiente para ambientar nuestras partidas en otros periodos del enfrentamiento, como puede ser la Guerra de Afganistan.

El libro arranca con una de las características cronologías de Walküre, no tan larga como la del básico o Mondblindheit puesto que el periodo de tiempo no es tan amplio, donde se detallan los eventos más importantes de este enfrentamiento político, militar, ideológico y económico que marcará (como marcó en el mundo real) la historia de la segunda mitad del siglo XX. Se mezclan eventos reales, como podría ser la elección del presidente John F. Kennedy en los Estados Unidos, con otros basados en hechos reales pero retocados para encajar con la ambientación o directamente inventados. Buenos ejemplos de esto serían el asesinato de JFK a manos de los nazis o el intento de asesinato de Mao por parte del imperio japonés. Durante la cronología se incluyen además las estadísticas de algunos personajes importantes y notas que amplían la información de la cronología, como lo relativo a la reconstrucción de Varsovia por parte del Eje.

Finalizada la cronología empieza lo que vendría a ser el núcleo de Kreuzfeurer, los capítulos dedicados a las principales potencias en conflicto: los Estados Unidos, el Reino Unido, la Alemania Nazi y la Unión Soviética. La estructura de los cuatro apartados es parecida, con un repaso de la presencia de los Estados Unidos y de los primeros ministros del Reino Unido por un lado y por el otro una entrada en detalle de los líderes de las otras dos potencias. Los primeros son los que fueron en nuestra línea del tiempo, si bien sus actuaciones y políticas varían respecto a la nuestra, y en el segundo caso nos encontramos a un Adolf Hitler que sobreviviría hasta 1965 o el curioso caso de Lavrenti Beria que a la muerte de Stalin tomaría el lugar que en nuestro mundo ocupó Nikita Serguéievich Jruschov. Es un apartado interesante puesto que también se dedica a la situación de la población de dichas potencias en el periodo de post-guerra inmediata o de plena Guerra Fría.

Tras el repaso de los mandatarios Kreuzfeurer nos habla de las agencias de seguridad y espionaje así como las fuerzas armadas de los cuatro objetos de estudio. La información es minuciosa y al acabar la lectura el lector termina teniendo una buena idea de como está organizado cada organismo, cual es su forma de actuar y sus jurisdicciones, se nota que el autor conoce en profundidad la materia y que se ha realizado una buena labor de trabajo de bibliografía. Además, la ficción sigue siendo interesante y se mezcla bien con lo histórico, algo que se nota especialmente en el caso de la URSS y la Alemania Nazi. Pero no es oro todo lo que brilla y a veces se el texto se hace pesado, incluso tedioso, por lo técnico y en ocasiones árido de la materia, especialmente por la abundancia de siglas, listas de nombres y números que si no se conoce el ámbito tratado con anterioridad puede llegar a marear al lector. A muchos les podría pasar a otra sección, sobretodo si consideran innecesario tanto celo en el detalle. El tercer apartado que las cuatro potencias comparten es el de las principales operaciones encubiertas y proyectos secretos. Es una sección más amena de leer y que proporciona al lector, especialmente si es un Director de Juego en potencia, ideas o incluso aventuras que desarrollar en bruto. El Reich disfruta de un apartado adicional dedicado a los territorios ocupado.

El libro acaba con una lista de equipo de 6 páginas con elementos de espía, venenos, drogas y , como no, armas de distinto origen. No se incluye aventura como si pasase en Mondblindheit, algo que hubiese sido interesante.

Kreuzfeurer tiene de la maquetación habitual de Walküre, con el texto a dos columnas, con letras negras sobre fondo blanco y con los elementos embellecedores ya vistos en el básico. Cada potencia tiene en su respectivo capítulo su bandera en la parte superior izquierda de cada página par y en la parte superior derecha de las impares una medalla. El suplemento goza de un buena cantidad de recuadros de información que destacan, imágenes de archivo de todo tipo, mapas políticos y de operaciones especiales, e ilustraciones originales como la de la portada (donde aparece Kennedy visto desde la mirilla del francotirador que pondrá fin a su vida). Como detalle curioso destacar la presencia de Linda Hamilton en el capítulo de los Estados Unidos caracterizada como Sarah Connor en Terminator 2. Resumiendo, el aspecto visual está muy cuidado, la maquetación es clara y los elementos de archivo ayudan a la inmersión.

Toda ella destila Kreuzfeurer y detalle, los eventos nuevos o modificados encajan a la perfección en el universo de Walküre y son bastante verosímiles, aunque el Eje sigue pareciendo bastante por encima de los otros dos bandos. Lo bueno es que tenemos toda una cronología tragicamente real con la que compensar ello por nuestra cuenta. En ocasiones se puede hacer pesado de leer y se echa de menos una aventura, pero cumple con nota su función de ampliar el universo de Walküre saliendose de la tónica de la ciencia ficción para adentrarse en los entresijos de la Guerra Fría de la ucronía presentada en el básico. Aquí no hay mechs, biomods ni estaciones espaciales pero es el periodo en el que se concibe y gesta ese futuro oscuro, militarizado, en cierto modo frio y opresivo presentado en el manual básico.

Actualmente Kreuzfeurer solo está disponible para los mecenas pero como todo lo creado por el equipo de Walküre se encontrará disponible en internet en su momento. El autor de la reseña desconoce a que precio saldrá este suplemento cuando se encuentre en formato físico.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 20 julio, 2015 por en #8, Reseñas y etiquetada con , , , , , .

R.O.L por Secciones

A %d blogueros les gusta esto: