Rol On the Line

[Reseña] Todos Para Uno: Régime Diabolique

© Summum Creator

© Summum Creator

En nuestro primer número anunciábamos la publicación de Todos Para Uno de mano de la joven Summum Creator. Y hoy al fin os lo podemos reseñar. El libro ha sufrido ciertos retrasos por cambios en el mismo, pero ya podéis haceros con el pdf por tan solo 4 euros. Y adquirir el físico en preventa por 35€ (su lanzamiento esta previsto para final de este mes). A diferencia de lo que anunciábamos hace ya medio año, al final el libro es a todo color, con encuadernación en tapa dura y consta de 192 páginas.

Hechas las presentaciones, pasemos a la reseña. Todos Para Uno nos lleva a 1636, a la Francia de Luis XIII. Pero no a una Francia cotidiana, con miseria, hambre, guerras… Bueno, también hay de eso si. Pero los verdaderos peligros de Todos Para Uno no suelen estar a la vista. Son aquél cura que reza al diablo por las noches, esos bosques que cobijan a terroríficas criaturas, las bestias extranjeras que se camuflan entre los hombres… La nobleza y la Iglesia, con el cardenal Richelieu a la cabeza, imponen al pueblo sus estrictas condiciones mientras éste muere y se corrompe por todo tipo de enemigos sobrenaturales.

Pero hay un grupo de valientes que puede con ellos: Los Mosqueteros. Esta guardia de valerosos hombres hace frente a los enemigos de Francia, sean del mundo que sean. Y es uno de estos caballeros el que encarnaras en tus aventuras. Esa es una de las limitaciones del juego, que aun así lo dota de un sinfín de aventuras. Pero ya el juego advierte que, al menos de forma canon, solo puedes llevar hombres (si, así como lo oís) y mosqueteros. Da la “opción” de llevar a los lacayos de estos (alternativa interesante también para poder jugar aventuras paralelas) , pero sigue vetando bastante el papel de la mujer. Esto no diré si es bueno o malo, pero resulta anecdótico el cómo se esquiva el rigor histórico y se admite la fantasía sobrenatural, mientras se mantiene algo tan limitador.

© Summum Creator

© Summum Creator

La ambientación del juego, que en muchas formas puede recordar a 7º Mar, se deja ver en recuadros de notas a lo largo de todo el manual. Esto reduce, gracias a la maquetación, el número de hojas, pero a veces el texto histórico no casa con las reglas (las más que menos), y hace desconectar un poco de las dos. En otros casos, como en el de la nobleza o los duelos, están acompañados perfectamente.

Por lo tanto, tras un texto introductorio, básicamente nos encontramos con el sistema y, concretamente, con la creación de personaje. El juego ya advierte de que hay discriminación por nivel, y aconseja dar puntos de experiencia extra si un personaje se une a personajes ya experimentados. La creación es por puntos, asignando un número predefinido a cada paso (atributos, habilidades, etc), además de unos cuantos puntos extra para el final.

Además, tenemos arquetipos y motivaciones, aunque de estas últimas algunos ejemplos son un tanto… poco inspiradores, digamos. Tenemos habilidades, especializaciones y habilidades especializadas. (Es decir, de lo primero, Atletismo sería habilidad y piruetas sería su especialización. Mientras que una habilidad especializada puede ser Magia, de la que habría que elegir el tipo de magia). Si no tenemos una habilidad de la que se requiera tirada, sufrimos un penalizador.

¿Y cómo funcionan las tiradas? Al nivel de la habilidad le debemos añadir su atributo correspondiente, obteniendo su valor. Ese es el número de dados que tiramos. El dado no importa mientras sea par, y son los pares (o los impares, a elección de la mesa de juego) los que indican cada éxito. La dificultad va por éxitos, siendo 3 la media. Es un sistema sencillo pero en ese sentido con una buena estadística que puede recordarnos a Mundo de Tinieblas, por ejemplo.

Tenemos para acompañar al personaje, una serie de talentos que dividimos en únicos (recuerdan a los Rasgos de otros juegos) y normales (algo así como dotes, maniobras de combate y similares). Además, el juego cuenta con un sistema de magia bastante abierto, donde puedes crear conjuro a partir de una tradición y un arte. Hay tres artes más o menos similares y una cuarta muy específica, la Alquimia, que no comulga con las otras tres. El sistema de magia es fácil de entender, aunque hay alguna sección que queda un poco más confusa por citarse que no por su explicación. Es decir, se habla de una situación en la que te quedas con un resultado negativo en un ritual mágico, pero no he visto cómo llegar a esa situación. Aprovecho para decir que en general hacer magia en este juego es arriesgado sobre todo por el tiempo que conlleva y la vulnerabilidad a la que te deja expuesto.

El juego continúa con una extensa sección de Equipo y termina con una aún más extensa sección de Amigos y Aliados, pero muy interesante. No solo presenta criaturas mundanas y enemigos comunes, sino que también nos introduce a importantes personajes de la época y a todas (o casi todas) las sociedades tanto secretas como conocidas con las que nuestros personajes pueden tener contacto. Sin contar, además, con un gran compendio de seres sobrenaturales, a cual más peligroso.

© Summum Creator

© Summum Creator

La ficha de todas las entradas del bestiario es muy completa, y es una clara ayuda para el narrador que facilita mucho esa labor que a mi personalmente me parece muy tediosa (la de preparar los enemigos frecuentes).

Sin duda, un juego entretenido, bastante clásico en muchos aspectos pero muy cuidado, y un buen sustituto del descatalogado 7º Mar, con un sistema social y de combate bastante más definido y accesible. Y tan solo por el precio del pdf ya merece la pena. Si te gustan las aventuras, los duelos, las intrigas y te encanta el ocultismo, este juego no te defraudará.

Anuncios

2 comentarios el “[Reseña] Todos Para Uno: Régime Diabolique

  1. EbaN de Pedralbes
    17 agosto, 2015

    Ese sistema de tiradas al 50% es muy similar al de espada negra. ¿No?

    Me gusta

    • Senshi (Carlos)
      17 agosto, 2015

      Es similar, si, aunque el hecho de que se usen reservas de dados, y no se sumen números objetivos, lo hace más parecido aún a sistemas clásicos, como el MdT (cuando la Dif es 6), Exalted, y similares.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 agosto, 2015 por en #10, Reseñas y etiquetada con , , , , , , , .

R.O.L por Secciones

A %d blogueros les gusta esto: