Rol On the Line

Siempre será mejor el rol en mesa, por Antonio “Voivoda”

Con esa frase se termina cualquier intento de defender otro tipo de juego, rol igualmente, que no incluya mesa, dados y fichas físicas. Sentencia inflexible por lo general, defendida en la mayor parte de los casos por quien no ha probado el rol online, o lo ha probado poco tiempo, y acompañada en ocasiones por la creencia de que quien lo defiende nunca ha jugado en mesa.

Error. Los defensores del rol por foro, Hangout o mail (más arcaico, pero aún existente) también somos jugadores en mesa. Y en la medida de lo posible tratamos de evitar el contraste continuo entre el blanco y el negro. Se puede jugar de ambas maneras, disfrutar de ambos estilos, sin que uno se enfrente al otro. Hasta pueden ser complementarios.

El rol por foro ahonda en elementos del juego y la interacción social que no se dan con tanta intensidad en el juego en mesa. En primer lugar, la profundidad narrativa es considerablemente mayor, confundiéndose en ocasiones la barrera entre el juego en sí mismo y la idea del libro-juego. Ocio y narrativa. Juego y escritura suelen ser dos placeres que se unen en cantidad de jugadores, los cuales sólo pueden explotarse en plenitud en este tipo de juego. Evidentemente, esta característica se disfruta más en juegos de temática narrativa, siendo quizá menos relevante en juegos en los que predomina la acción directa.

En segundo lugar, permite ampliar el abanico de contactos en el mundo rolero. Se acabaron las barreras del juego entre un único grupo, pudiendo compartir aventuras con gente de otras ciudades e incluso otros países. Ventaja que comparte con el juego por Hangout, si bien no todo el mundo es partidario de aparecer públicamente en un vídeo.

Ambos elementos nos permiten encontrar una profundidad mayor, una variedad también mucho más amplia y, en definitiva, nos plantean un espectro mucho más complejo que el rol en mesa.

Y podríamos añadir, y no es asunto menor, que el poder reflexionar sobre las acciones de los personajes entre post y post evita en ocasiones comportamientos poco lógicos o directamente muy peligrosos para la vida de dicho Pj que algunas veces se dan por el toque espontáneo y directo del juego en mesa.

¿No hay inconvenientes? Indudablemente sí. Es un juego más lento que en mesa, lo que puede resultar tedioso en el combate, si bien hay ya aplicaciones informáticas que permiten ir superando esa barrera. Esa lentitud que se convierte en un defecto puede ser también de ayuda en función de los horarios de los jugadores. Si la combinación narrador-jugador nos presenta a uno de los dos muy activo (un post al día, por ejemplo) y el otro no tanto (contesta a la semana), será difícil poder avanzar en este modelo. Dicha combinación de ritmos y horarios es fundamental. Pero si el ritmo se combina, nos permite en cambio adaptar el tiempo de juego a nuestros horarios de trabajo o de estudio. No es necesario quedar en un sitio a una hora, pudiendo hacer “microsesiones” casi en cualquier momento libre en el que uno pueda escribir.

Webfoto

El inicio en esta modalidad también puede facilitar la introducción en el mundo de los juegos de rol de alguien que no los conozca y tenga curiosidad. No hay que hacer frente de primeras a una larga explicación sobre el uso de tablas, estadísticas o porcentajes, pudiéndose concentrar el jugador en el trasfondo de su personaje y en el desarrollo de sus aventuras mediante el juego. Entroncamos directamente con la narración oral, con el hecho de “contar historias” que forma parte de la misma esencia del ser humano, antes de encontrarnos con la matemática de las reglas. En los años de funcionamiento de Webvampiro, hemos comprobado que el rol por foro es una vía de acceso muy demandada por jugadores que no tienen un grupo cercano o que, por ejemplo, han llegado al mundo del rol mediante la lectura de blogs, de libros o de manuales que no han podido utilizar. Resulta bastante sencillo que se puedan ir introduciendo mediante la interpretación, guiados por el Master/Narrador/Director de Juego, sin encontrarse de golpe con una serie de reglas que, no nos engañemos, pueden desanimar a muchos jugadores cuando se las encuentran de cara en una primera partida en mesa.

También en el rol por foro destaca un elemento poco explorado en el rol en mesa: la individualidad. El rol en mesa es el homenaje a lo grupal. A la cuadrilla, a la colaboración. Esas son algunas de sus muchas virtudes. El rol por foro permite ahondar en la introspección, en la atención personalizada, en el desarrollo de una aventura en compañía de otros jugadores, pero en la que tenemos un amplio espacio de desarrollo personal. El protagonismo necesario que todo jugador, que todo personaje, debe tener y que no siempre se logra en una partida en mesa, sí se consigue en el rol por foro. Aquí la barrera de la timidez o la introversión no es tal. A diferencia de las partidas en mesa donde los personajes más carismáticos, los jugadores más extrovertidos, pueden convertirse en líderes naturales de una situación, en el rol por foro ese liderazgo e iniciativa pueden ser características desarrolladas por alguien que fuera de esa pantalla tiene más dificultades para mostrarlas. Puede ser por tanto, un espacio cómodo para el propio crecimiento personal.

Con todo, el principal motivo por el que animaría a alguien a probarlo va mucho más allá del rol en sí mismo. Lo haría para que disfrutara de la comunidad. No hay foro que sobreviva si no conforma una comunidad sana. El anonimato de Internet, la lejanía, la protección de una pantalla… y la dosis alta de soberbia del mundo rolero han acabado con decenas de foros. Los que sobreviven, los que sobrevivimos, lo hemos logrado forjando una comunidad de respeto, de lazos humanos más allá de un teclado. Es uno de los pocos espacios en los que gracias a la interacción del debate y del juego se crea un lugar de respeto y amistad entre personas que somos de distintos lugares, diferentes edades y que tenemos intereses, filias, fobias e ideologías muy diversas.

En todo este contexto, no obstante, hemos de ser conscientes de que es una modalidad minoritaria y que está obligada a una necesaria modernización. Los foros son elementos interesantes en cuanto a su capacidad de supervivencia en un entorno digital que va mutando con el tiempo. Las “plazas públicas de la Red” gozan de buena salud, pero no han de dormirse en los laureles a la hora de integrarse en un mundo, como el rolero, en el que las tecnologías están ampliando el horizonte de manera muy considerable. No hay que olvidar que el rol por email suena ya a algo anacrónico, pero era la manera habitual de iniciarse en el rol digital hace apenas una década. Una década, no cinco siglos. Sólo diez años. Los foros han de adaptarse, incluir otras tecnologías como por ejemplo los dados o los mapas electrónicos y, sobre todo, ser capaces de reinventarse como complemento a otros sistemas (permitiendo por ejemplo el desarrollo individualizado de personajes que juegan en un grupo en mesa o por Hangout).

Sé que a pesar de todo esto, alguno estaréis leyendo y diréis “es mejor el rol en mesa”. Esa es la esencia del juego de rol, no hay duda.

Pero piensa que por foro, tu personaje se muere de un modo más literario y más lento. Puedes disfrutarlo un tiempo más.

Autor: Antonio “Voivoda” Martín

Anuncios

3 comentarios el “Siempre será mejor el rol en mesa, por Antonio “Voivoda”

  1. Mu
    14 septiembre, 2015

    El rol en mesa es mejor XD

    Estoy de acuerdo con el artículo (lógico cuando Voivoda tiene muchísima más experiencia que yo en este campo). Las emociones y la interacción social en el juego en mesa no se pueden comparar a otra cosa (tampoco a Hangouts), pero es precisamente eso, *no se puede comparar*.

    Lo digo porque yo lo veo como dos actividades casi distintas, teniendo el rol por foro goces propios que ha explicado el artículo. Yo hace poco que conozco este mundillo, y lo que me ha sorprendido es encontrarme personas que nunca habían jugado en mesa, incluso alguno que tampoco tiene mucha intención.

    A la videoconferencia le veo quizás menos ventajas de las que pueda presumir sobre la mesa, pero la más importante es la que mencionabas de jugar con gente de sitios muy distintos. Por cierto, para quienes no quieran aparecer públicamente, se puede jugar por videoconferencias privadas, aunque a mí siempre me ha atraído mostrar lo que hacemos.

    Un abrazo, y gracias por el buen artículo.

    Me gusta

  2. Mario Jiménez (@MarioJPC)
    14 septiembre, 2015

    En mis experiencias… no disfrutarlo nada porque o no siguen las partidas o no comienzan. Pero admito que es mala suerte. Como comentaba en facebook, hay muchas maneras: en mesa, en vivo, en foro, y ninguna está por encima de otra y cansan las superioridades.

    Me gusta

  3. Kiriyian
    14 septiembre, 2015

    Poco más que añadir a lo dicho en el artículo: la narrativa, el reposar los turnos para expresar la complejidad o los detalles que tanto has preparado de tus personajes, es para mi una de las mejores cosas del rol en foro.

    Estoy deseando sacar tiempo y oportunidad para jugar en mesa, pero hasta que esto ocurra (harto complicado en determinadas circunstancias de la vida), me quito el mono “foreando” 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 septiembre, 2015 por en #12, Comunidad y etiquetada con , , , , , .

R.O.L por Secciones

A %d blogueros les gusta esto: